El Aceite de Oliva para el Cabello

 

Ya he escrito sobre varios beneficios de ingerir el aceite de oliva. ¿Pero sabían que el aceite de oliva también es beneficioso para el cabello?  Gracias a las propiedades antiinflamatorias, antibacterianas y antifúngicas que tiene, el aceite de olivo mejora la salud del cuero cabelludo. Desde hace mucho tiempo que el aceite de oliva se ha utilizado como tratamiento para el cabello e incluso como acondicionador. En las épocas antiguas era una manera fácil y barata de conseguir hidratar el cabello y hacer que crezca en menos tiempo. Por lo que si no tienes muchos recursos, y buscas que tu cabello crezca más rápido y brillante sin tener que gastar una millonada, este es el tratamiento ideal. Aunque también les aconsejaría entrar a Ferratum, por lo general obsequian microcréditos fáciles que pueden utilizar para darse este u otro tipo de tratamientos sin mucho trabajo.

Hoy en día lo puedes utilizar para nutrir, tonificar y mantener tu cabello más saludable y brilloso. También se puede utilizar como método de prevención contra la caspa y la pérdida de cabello porque no permite que la hormona responsable de la contracción del folículo piloso (hormona DHT) se active.

¿Pero cómo lo podemos aplicar sobre el cabello? Este es un procedimiento bastante sencillo. Para comenzar, el aceita que se debe de utilizar es el virgen extra por que este es el que contiene todos los componentes (ácidos grasos mono-insaturados, vitamina E y antioxidantes) que nos ayudarán a nutrir nuestro cabello. A continuación les mostrare los pasos para poder aplicarlo sanamente al cabello:

Comenzamos por verter una cucharada de aceite de oliva en la palma de la mano y masajear suavemente el aceite en tu cuero cabelludo y el cabello con movimientos circular de los dedos (este masaje lo puedes hacer con el tanto seco como mojado).

  1. Dejas reposar el aceite entre 5 a 20 minutos (el tiempo depende de que tan seco o graso sea tu cabello, si es muy graso lo recomendable es dejarlo menos tiempo y si es seco viceversa).
  2. Si quieres un tratamiento más profundo, puedes dejarlo actuar de 30 a 60 minutos con tu cabello envuelto en una toalla húmeda o con un gorro de ducha para que penetre bien el cuero cabelludo.
  3. Por último, enjuaga bien y utiliza el shampoo para limpiar bien de todo residuo.

 

Este procedimiento podrías hacerlo una vez por semana (depende claro, de qué tipo de cabello tienes puede que lo ocupes más veces a la semana o solo unas cuantas al mes para que quede listo) En poco tiempo, tu cabello lucirá más suave, fuerte y radiante.

(Visited 171 times, 1 visits today)